Sunday, 23 June 2013

Eres un grosero 2.0?



En esta ocasión quiero hacer una reflexión acerca de las buenas costumbres y de si somos o no groseros en la utilización de las herramientas 2.0.

Solemos quejarnos que las leyes nunca están actualizadas respecto a lo que sucede en el día a día, cosa normal dado que, para que se promulgue una ley debe ser elaborada, debatida por el poder legislativo y ya sabemos cómo va este tema en todos los países. Sin embargo, no quiero hablar de esto dado que no es el objeto de mi post, solo quiero poner de manifiesto, la demora que puede haber hasta que se ponga en práctica una ley.

Ahora bien, qué tiene esto que ver con ser grosero en el mundo 2.0. Pues bien, el mundo 2.0 es un mundo en que todos los días surge algo nuevo, pero más allá de todos los post, tweets, mensajes que hablan del buen uso respecto a qué publicar y cómo, nadie o muy poca gente se han puesto a hablar del buen uso en relación a ser correcto, respetuoso con los que me rodean. Aquí y ahora estaréis diciendo, “no no, yo he hablado de esto, yo lo hago bien”, dejarme terminar de exponer mi idea.

Vamos a poner un ejemplo, hay 4 personas a la mesa cenando, 2 parejas que han decidido cenar juntas un sábado por la noche, y en el medio de la cena, primero una de las personas y luego otra, cogen el móvil y se ponen a responder el whatsapp y ver quién le ha tweeteado algo respectivamente. Digo yo: “esto no es ser grosero?”. Las parejas estaban conversando  y en medio la conversación reciben la alerta del móvil y la persona se pone a mirarlo, esto no es ser grosero?. Podemos decir, para ampliar, que ninguna de las personas sentadas a la mesa es médico, abogado penalista, informático de guardia, responsable de central nuclear, etc.

Ninguna de las 2 personas que cogieron el móvil, recibieron en sus alertas nada que no pueda esperar 15 minutos o 1 hora o inclusive 12 horas. Sabemos claramente que cualquiera que tenga un problema o requiera nuestra presencia o atención nos llamaría por teléfono. A todo esto, las otras 2 personas siguieron hablando al aire, mirando como las cabezas de las otras 2 personas hacían caso omiso a sus palabras, esto no es ser grosero…? 

Hay infinidad de ejemplos, que todos conocemos pero que no queremos asumir que es ser grosero para seguir comportándonos de la misma forma. Otros ejemplos, ponerse a responder la jugada de una partida de trivial, ponerse a ver el móvil mientras paseas a tu mascota (cuanto ha esperado el o la pobre para que le des un paseo y vas y no le prestas atención), etc, etc, etc. Podéis ayudarme a construir una lista muy extensa.

Las herramientas 2.0 nos permiten estar comunicados el 100% del tiempo y estar en contacto con más gente. Y nos permiten “comunicarnos”, sí “comunicarnos” con los que están del otro lado del dispositivo móvil y con la gente que tenemos en enfrente, porque las herramientas 2.0 no dicen en ningún momento que debes dejar de comunicarte con quien tienes enfrente por atender a estas herramientas.

Entonces, no tenemos que quejarnos de lo lento que van las leyes, si no, crear buenos usos y costumbres en el día a día, que en definitiva construyen nuestra cultura, y de esta forma no tener que esperar que nada nos regule más que nosotros mismos en el trato diario a los demas.

También hay que decir que ya hay muchas iniciativas de restaurantes, bares e inclusive, algunas familias, que obligan a dejar los móviles en una caja mientras están reunidos.

Conclusión, tú eliges “ser grosero 2.0” o no, no te costará mucho es gratis y sí te estarás comunicando también, no hace falta tener móvil para hacerlo. Esto lo dice un informático que quede constancia y, como todos sabemos, cada herramienta sirve para algo y en un momento concreto…

No comments:

Post a Comment